Sin título

Que tenga la cabeza grande,
ojos desflorecidos,
sueños comprometidos
y pisadas de elefante.

Con los hombros ampliamente contraídos
por cajas sociales
y las plumas desgastadas
por el exilio y sus bailes.

Mueve su cabello a la derecha,
el sudor se condensa en las lámparas,
y el vaso ayuda a camuflar
el (d)olor de los momentos de confusión
que cada día se empeñan en llenar su hogar.

En la mañana, todo nublado,
el agua limpia la rutina que vuelve a comenzar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s