En la lavandería

Septiembre 2015

Casi un año.
Y te espero entre rugidos
con ojos lastimosos
tras cristales cansados.

Unas horas, casi un año.
Y tú conduciendo,
siempre, siempre huyendo
de mi corazón destrozado.

Roto, arrugado,
con el hierro frío bien clavado.
Y sin voces amigas
que disfruten del espectáculo.

Que llega a su clímax
después de casi un año.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s